Ver

     Hoy en día los abogados somos un servicio más en el mercado y lo permanente es el cambio. Sin conocimiento para adaptarse a ésta nueva realidad muchos profesionales dejarán de ejercer. Esto no es noticia en otros países y ya empezó a proliferar una visión comercial sobre la profesión, de la misma manera que sucede con las farmacias o con los médicos. En los próximos años esta tendencia se impondrá globalmente.

     El MANAGEMENT LEGAL es la adecuación de herramientas del mundo del gerenciamiento de empresas a la profesión del abogado, tanto para ejercer de manera independiente o no. Involucra herramientas de Markenting, Coaching, estrategia, gestión, optimización de procesos y otras disciplinas.  

     Las universidades concentran sus esfuerzos en la capacitación jurídica y el fomento de diferenciales alternativos (relaciones internacionales, vinculación con estudios jurídicos, liderazgo, idiomas, responsabilidad social empresaria, práctica  profesional abundante), pero la tendencia global indica que eso será insuficiente para afrontar o adaptarse a la competencia que generan los  nuevos modelos de ejercicio profesional. En España, por ejemplo, los abogados tienen en los supermercados despachos para atender ciertos casos específicos.  No tan lejos, acá en Argentina, ya hay empresas que se autodenominan especialistas en accidentología vial y participan en programas de televisión como principales sponsors. Pronto llegará el DIVORCIESE GROUP o JUBILESE GROUP (si es que ya no existen). Todo eso produce a una dinámica comercial compleja que no se resuelve con la capacitación jurídica solamente. Guste o no, nos llegarán nuestros UBERS y siempre alguien estará dispuesto a hacer las cosas mejor, más rápido, más barato o todo junto a la vez. Incluso la tecnología nos reemplazará en todas aquellas gestiones que sean repetitivas cambiando el perfil de nuestras incumbencias o eliminando algunas actuales. Para que sea claro, una sucesión no conflictiva podría hacerse mediante la tecnología.  Sólo algo está claro, NO ES LO MISMO SER ABOGADO QUE DUEÑO DE UN ESTUDIO JURÍDICO. 

     Por último, debes saber que hay un precipicio de distancia entre la rentabilidad y lo que haces.  En realidad NO SON MUNDOS COMPATIBLES. Muchas veces un médico gana menos que un comerciante. Pero como alguien debe pagar por ese tiempo,  lo hará en base al valor que le aporta y no sobre lo que cuesta hacerlo. En éste mercado competitivo actual perdura “sólo” quien tiene en vista un público objetivo al que pueda detectar,  conocer y agregarle valor. Si te contratan sólo porque “sos abogado” y no sabes “para qué” te eligen a vos y no a la competencia, seguro eso es una muy mala noticia:  es posible que sea por ser el más barato de las opciones.

     Te invito a ver la entrevista del Dr. Miguel Summer Elias “COMO HACER RENTABLE LA PASION Y LA ABOGACÍA”. CLICK AQUÍ

 

¿QUÉ ES EL MANAGEMENT LEGAL?

Uncategorized | 0 Comments
Sobre el autor
-