Ver

Siempre critiqué a mi universidad por no enseñarme a vivir de la profesión. Hasta que quise hacerlo por mi cuenta. Ahí recordé que yo a esa edad no pensaba en esas cosas. Con lo cual agradecí la paciencia que han tenido mis profesores para lograr que aprenda el derecho y me reciba de abogado.

Nada más y nada menos, la universidad te da la base para que al recibirte tomes una decisión de vida. No todos quieren ejercer de manera independiente y tampoco todos tienen el hambre de hacerlo. Es luego de recibirte y querer dejar de aprender el ejercicio de la profesión cuando se desatan las preguntas de la rentabilidad profesional.

En el pasado con poner una placa alcanzaba para llenarte de clientes rentables, pero eso ahora no es así. Las herramientas que te permiten gestionar tu estudio jurídico están en el mundo del gerenciamiento de empresas y en esta era con el voluntarismo no alcanza para vivir perdurablemente de la misma.

Para ejercer en un mercado competitivo tenés que poder saber responder con acierto porqué deben elegirte a vos y no a la competencia. No se pueden usar  adjetivos ni compararte con malos profesionales. Es decir, no podes decir porque soy honesto, eficiente o un excelente abogado. Tu colega dirá lo mismo y el cliente simplemente entenderá que los dos son iguales de buenos y por lo tanto elegirá al más barato seguramente o el que “a su entender” es la mejor opción al caso en cuestión.

Junto a ello, deberás gestionar de manera permanente tus necesidades financieras (el dinero ya), tus necesidades económicas (el dinero necesario para seguir entusiasmado en la profesión luego de que pagaste los gastos) y tu capacidad productiva. Esas tres variables son tu gps y deben ir en consonancia con tu realidad profesional, tu mercado y tu estrategia. Son decisiones totalmente personales ya que tu actividad es totalmente artesanal. Para que tengas precisión de donde estas te propongo que bajes desde éste link una planilla de excel que te ayudará a saber cuánto cuesta tu día de trabajo: http://nuevalex.com.ar/descarga-tarifario/

Después de tantas noticias, te sugiero que empieces por pensar qué es lo que te apasiona y ver cómo hacer rentable parte de esa pasión. Las herramientas para ejercer de manera independiente están inventadas pero no para lograr que disfrutes de lo que haces,  que es el verdadero cimiento de un camino perdurable.

Éxitos colega, sólo se trata de incorporar herramientas nuevas.

Te sugiero que veas éste video:

“¿QUE DEBE PASAR PARA QUE ABANDONES EL EJERCICIO PROFESIONAL INDEPEDIENTE?:

NO ES LO MISMO SER ABOGADO QUE DUEÑO DE UN ESTUDIO JURIDICO

Notas, Notas Destacadas | 0 Comments
Sobre el autor
-